Ojos azules en Kabul, de Anabel Botella

julio 28, 2013

DATOS:

Autora: Anabel Botella.
Número de páginas: 367.
Año de publicación: 2013.

SINOPSIS:

A Saira nunca le ha gustado su aspecto. Es rubia, tiene los ojos azules y todos la llaman kharami, o lo que es lo mismo, bastarda. Vive en Afganistán con su hermana, su madre y su abuelo, y cree tener ocho años. Cuando Ramin -un hombre cruel y fiel seguidor de los talibanes- entra en su vida, la desgracia se cierne sobre su familia para siempre.

Pero no todo está perdido para Saira. La pequeña logra viajar a Valencia gracias a las tropas españolas y crece envuelta en el cariño de su familia de acogida, aunque las pesadillas de su pasado no dejan de visitarla. Cuando Pablo le ofrezca la posibilidad de abrirse al amor, ¿conseguirá sanar las heridas de su niñez y empezar a ser feliz?

MI OPINIÓN:

La verdad es que me decidí a comprar este libro porque había leído antes Como desees, de esta misma autora, y me había gustado mucho. Éste lo supera, sin duda. No voy a entrar en comparaciones, lo único que diré es que Ojos azules en Kabul es más profundo y hace reflexionar sobre la fuerza interior de las personas, sobre la opresión que sufren las mujeres en países como Afganistán...

El libro se centra en el punto de vista de Saira Achakzai, una niña afgana a la que conocemos con casi nueve años. Saira es rubia y tiene los ojos azules pero no sabe quién es su padre, por una desgracia que le ocurre a su madre, Bahar, y a Said, el padre de su hermana mayor. En Kabul todo el mundo la desprecia, su madre no es capaz de quererla como a su hermana mayor (aunque al final del libro leemos una carta muy conmovedora). Las excepciones a esta regla son su abuelo Hamid y su hermana Mariam. Estas dos personas son un gran apoyo para ella, hasta el día en que llega la desgracia, con nombre de Ramin. Este hombre se apodera de la casa, y al ser mujeres no pueden hacer nada contra la palabra de un hombre en esa sociedad. Su abuelo se va para siempre y su hermana está obligada a estar con Ramin, por lo que Saira se ve más sola que nunca. Por suerte conoce a Laura, una española que está trabajando como médico en misión de paz.

Bibi Aisha.
La historia transcurre en su mayoría en Afganistán, bajo el yugo de Ramin. Anabel Botella nos cuenta los abusos que sufren las mujeres todos los días en países como ése, y las desgracias de quienes sufren la guerra en la puerta de su casa. La historia es más profunda por esto, porque no solo cuenta una historia, nos hace reflexionar, pues Afganistán fue declarado hace poco como el país más peligroso del mundo para las mujeres, debido a la violencia machista. Pero Saira es un personaje más fuerte de lo que ella misma cree, y consigue salir de ese hoyo, aunque no sin secuelas. Uno de sus grandes apoyos son Laura y Juanjo, su familia de acogida. Además, cuando Pablo entra en escena, poco a poco va avanzando emocionalmente para seguir adelante, aunque al principio Saira está un poco reacia a estar con alguien porque sigue sufriendo mucho por el pasado. Por suerte tiene mucha fuerza de voluntad, aunque ella a veces no se dé cuenta, y personas que están a su lado para ayudarla.

Es un libro que me ha gustado muchísimo, tanto por la historia como por el trasfondo y el tema que toca. Lo único que he echado de menos es un poco más de historia romántica entre Saira y Pablo, porque el resto del libro me ha parecido que no tiene una sola pega. Anabel Botella no es complicada para leer, es muy cercana y a veces introduce nuevas tecnologías como Messenger, WhatsApp o Twitter.

Un libro recomendadísimo para todo el mundo, porque es un tema del que creo que todo el mundo debería estar informado, y aquí la autora nos enseña una pequeña parte de esta situación tan opresiva para las mujeres.

También puede interesarte:

0 comentarios

¡Hola! ¿Me vas a dejar un comentario? ¡Muchísimas gracias! Los leo todos e intento contestar cuando tengo tiempo, aunque no siempre me es posible.
Te agradecería que lo que comentases fuese desde el respeto a los demás, lo que se escribe aquí son opiniones y ya se sabe, cada uno tiene una :).

Entradas más vistas

Subscribe

Suscribirse

Blogs que leo