The Duff, de Kody Keplinger

octubre 19, 2013

DATOS:

Autora: Kody Keplinger.
Título original: The Duff.
Número de páginas: 300.
Año de publicación: 2013.
Traductora: Aida Candelario Castro.
Editorial: Plataforma Neo.

SINOPSIS:

Bianca no se considera la más guapa del instituto, pero sí demasiado lista para dejarse engañar por el atractivo y mujeriego Wesley Rush. Por eso, cuando Wesley la llama Duff -apodo que utiliza para referirse a la chica menos agraciada de un grupo de amigas-, lo último que ella espera es acabar besándose con él.

Pero ha pasado y, aunque lo odia con todas sus fuerzas, el beso le gusta. Y sin apenas saber cómo, empiezan una relación secreta de amigos (o enemigos) con derecho a roce.

Poco a poco, Bianca descubrirá que tienen algo en común: ambos esconden un problema familiar. Resulta, además, que él la comprende y la escucha. De pronto se da cuenta, con horror, de que tal vez haya algo más que sexo entre ellos.

MI OPINIÓN:

Cinco horas me duró el libro. Estaba deseando leerlo, principalmente por las buenas reseñas que había leído, y si a eso le sumamos que me encantan las historias que tienen lugar en institutos (por muy típicas que sean, ya tiene que ser muy mala para que no me guste), estaba claro que tenía que leerlo.

Me suelen gustar los libros que publica Plataforma Neo, y este no iba a ser menos. En esta historia nos encontramos con Bianca, una chica a la que al principio del libro ponen una etiqueta: Duff (designated ugly fat friend, lo que viene a ser la chica gorda y fea de un grupo de amigas). En realidad Bianca no es lo que se diría un orco, lo que pasa es que sus dos mejores amigas parecen sacadas de una portada de revista, y ella es más normalilla. Y el que le coloca el cartel no es otro que Wesley Rush, el guaperas del instituto.

-Francés, ¿eh? -comentó echándole un vistazo a los folios desparramados mientras los recogía-. ¿Sabes decir algo interesante?
-Le ton de ta voix me donne envie de m'étrangler.
Me puse en pie y esperé a que me entregara los papeles.
-Suena sexy -respondió mientras se levantaba y me pasaba la pila de apuntes de Francés que había reunido-. ¿Qué significa?
-El tono de tu voz me da ganas de estrangularme.
-Qué pervertidilla.

Bianca está en el último curso y piensa más en su futuro que en chicos, y me ha gustado que normalmente no le importe mucho lo que la gente diga de ella, pero lo de Duff le molesta más que otras cosas. Sí que le importa lo que la gente diga que personas a las que quiere, y no duda un segundo en defenderlas.
Tiene problemas familiares, y se da cuenta de que la única forma que tiene para no pensar en ellos es estar con Wesley. Al principio su relación se basa en el sexo, no son tanto "amigos con derecho a roce" como se dice en la sinopsis, ellos llegan a ser más bien "follamigos" xD.

Estaba esperando en la cafetería, con la mirada clavada en las psicodélicas paredes azules y anaranjadas (la persona que eligió los colores de nuestro instituto debía de darle fuerte a las drogas), intentanto terminar los deberes de cálculo. Estaba planteándome la eterna pregunta «¿dónde voy a utilizar esto en la vida real?», cuando sentí que me tocaban el hombro.

Wesley me ha gustado muchísimo. También tiene lo suyo en su casa, y no tiene tantos amigos de verdad como Bianca. Además, me he reído mucho con él, la pega del libro es que es tan cortito que quieres más dosis de Bianca-Wesley. Al principio me parecía un poco chulo, pero al final *cuando le manda las flores y le escribe ESA carta* casi muero de amor.

Las amigas de Bianca son amigas de verdad. Antes de leer el libro pensaba que a lo mejor alguna era un poco arpía, pero nada más lejos de la realidad. Son un amor de personas y, aunque las discusiones entre amigas no faltan, luego se solucionan, porque hablando se entiende la gente.

-Claro que no. Prefiero trabajar en mi casa. Dios sabe qué enfermedades podría pillar con solo pisar tu cuarto.

Creo que este libro gusta tanto porque todo el mundo se ha sentido alguna vez en su vida un poco Duff, o pensando que no encajaba donde estaba. Tiene tópicos de los institutos americanos, sí, pero hay más mensaje. Básicamente, la autora anima a quererse tal y como uno es, y a valorar lo que cada uno tiene a su lado.

Un pequeño tesorito que probablemente releeré con el tiempo.

También puede interesarte:

0 comentarios

¡Hola! ¿Me vas a dejar un comentario? ¡Muchísimas gracias! Los leo todos e intento contestar cuando tengo tiempo, aunque no siempre me es posible.
Te agradecería que lo que comentases fuese desde el respeto a los demás, lo que se escribe aquí son opiniones y ya se sabe, cada uno tiene una :).

Entradas más vistas

Subscribe

Suscribirse

Blogs que leo