Los días que nos separan, de Laia Soler

noviembre 09, 2013

DATOS:

Autora: Laia Soler.
Número de páginas: 416.
Año de publicación: 2013.
Editorial: Plataforma Neo.

SINOPSIS:

Abril está obsesionada con sus sueños. Desde que se cruzó con ese desconocido en la biblioteca, él se le aparece cada vez que se queda dormida. En su mundo onírico, el chico es Víctor, un burgués de la Barcelona de 1914, y ella... Ella ni siquiera es ella misma, sino Marina, una obrera que vive en el mismo edificio que Víctor. 
Mientras la historia de los dos jóvenes del pasado avanza noche tras noche, Abril lucha por mantenerse al margen de las emociones de Marina e intenta descubrir qué significan esos sueños.

MI OPINIÓN:

Había leído muchísimas reseñas de este libro, y no podía esperar a leerlo. Hay de todo, tanto positivas como negativas. Cuando por fin le eché el guante, descubrí una historia que ha terminado por encantarme. Al empezar a leer mi mente automáticamente le puso un 8, pero poco a poco fue subiendo y finalmente se lleva un sobresaliente muy merecido. La historia me ha parecido absolutamente preciosa.

-Impertinente.
-Encantada, yo me llamo Marina.

Está narrado desde dos perspectivas distintas, alternando capítulos. Empezamos con Abril en la Barcelona contemporánea, escrito en pasado, y después conocemos a Marina, que vive en la misma ciudad pero en la década de 1910 (su historia empieza en 1914 y acaba en 1915, y está narrada en presente). Esto me ha parecido curioso y una buena forma de acercar el pasado, porque con Abril te identificas más fácilmente, pero al contar Marina su historia en presente puedes pensar que estás allí con ella.

Como dice la sinopsis, Abril comienza a soñar con Marina, experimentando sus vivencias y sensaciones. Estos sueños no empiezan por casualidad, el detonante es un chico llamado Leo al que Abril conoce en la biblioteca y que es un punto clave en la historia. Ambos buscan el libro de Peter Pan y Wendy, un nexo entre las dos historias. A través de Marina conoce a Víctor, un chico que se parece sospechosamente a Leo. Vive su historia a través de los sueños y, al alternar capítulos de ambas protagonistas, la autora nos deja con la curiosidad de saber qué pasa. Mientras Abril va investigando y tiene unas extrañas citas con Leo en las que se comunican por notas que se van dejando en distintas partes de la ciudad, Marina y Víctor viven su historia de amor prohibido. Su historia es la que tira más del carro, y muchas veces Abril quiere quedarse dormida para tener más información, y porque empatiza con Marina.

I saw a girl in my dreams and so it seems that I will love her.

A la mitad del libro se llega a un punto en el que es imposible parar, porque cada vez se van sabiendo más cosas y el lector va sospechando. Laia Soler escribe de una manera que te engancha irremediablemente, y me ha emocionado en más de una ocasión. Al final del libro estaba con el corazón en un puño, y a punto de soltar una lagrimita. Cuando leí que *Víctor volvía de América en el Lusitania casi me da algo*. Ya sabía cómo iba a acabar eso T_T. Sin embargo, no deja un sabor amargo, al contrario. El último capítulo es de las cosas más bonitas que he leído. Incluso con referencias a Peter Pan.

Él tenía razón, y ahora lo veo más claro que nunca. El tiempo no tiene suficientes días para separarnos.

Muy, muy recomendado. He leído que hay gente a la que la historia de Víctor y Marina les parece precipitada, pero es que hay que tener en cuenta que pasan varios meses. A mí me ha parecido muy bonita, como he dicho antes me ha llegado a emocionar. Si la autora sigue escribiendo libros así, tengo muy claro que los leeré.

Nunca te devolví tu dedal.

También puede interesarte:

0 comentarios

¡Hola! ¿Me vas a dejar un comentario? ¡Muchísimas gracias! Los leo todos e intento contestar cuando tengo tiempo, aunque no siempre me es posible.
Te agradecería que lo que comentases fuese desde el respeto a los demás, lo que se escribe aquí son opiniones y ya se sabe, cada uno tiene una :).

Entradas más vistas

Subscribe

Suscribirse

Blogs que leo