Thirteen Reasons Why, de Jay Asher

enero 10, 2014

DATOS:

Autor: Jay Asher.
Número de páginas: 288.
Año de publicación: 2007.
Editorial: Razor Bill Penguin.

SINOPSIS:

Clay Jensen returns home from school to find a mysterious box with his name on it lying on his porch. Inside he discovers thirteen cassette tapes recorded by Hannah Baker, his classmate and crush who committed suicide two weeks earlier. On tape, Hannah explains that there are thirteen reasons why she decided to end her life. Clay is one of them. If he listens, he'll find out how he made the list. Through Hannah and Clay's dual narratives, debut author Jay Asher weaves an intricate and heartrending story of confusion and desperation that will deeply affect teen readers.

MI OPINIÓN:

Portada que tenía
mi edición.
Ya tenía ganas de leer un libro en inglés, que desde verano no leía ninguno y siempre está bien para practicar. Este libro no es de los que suelo leer, pero una amiga me dijo que lo tenía, así que se lo pedí prestado. La portada que tenía el que he leído era plateada, pero la que más abunda es la de arriba, en color. No me ha enganchado tanto como yo pensaba, aunque sí que es verdad que cuando empiezas a leer una de las caras de la cinta, no puedes parar hasta que acabas, porque Hannah mantiene el misterio.

En libro trata de una chica, Hannah Baker, que se suicidó. Clay Jensen, por el que conocemos la historia, recibe un día en su casa un paquete con unas cintas con unos números escritos. Resulta que Hannah grabó antes de morir estas cintas, con las razones que la llevaron al suicidio, y se las mandó a las personas que tuvieron que ver con ellas. Les dice que tienen que escucharlas y mandarlas a la siguiente persona, u otra tanda de cintas saldrán a la luz con sus secretos. Clay no sabe quién le ha mandado el paquete, y hasta que no escuche todas las grabaciones no sabe quién es el siguiente en la lista. Así que empieza a escuchar.

La mayoría del libro trata sobre el acoso escolar, ya que Hannah es una víctima. Cada cara de las cintas se dedica a una persona, y todas ellas tuvieron algo que ver en que la bola de nieve que eran los rumores que corrían acerca de ella se hiciese más y más grande. Hay personas que se piensan que están gastando una pequeña broma, pero en realidad la hacían daño porque no se ponían en su lugar.

La verdad, me ha costado leerlo. Al no empatizar con Hannah, me tenía que obligar un poco a leer la siguiente cara de la cinta, porque la mayoría no tenían un gancho que me llamase para seguir leyendo, lo único que me interesaba era saber cuándo y por qué aparecería Clay en las cintas, saber qué había hecho él. La mayoría de las cosas me parecían tonterías (un par no, eran cosas serias), y me parecía que Hannah no sabía lidiar con algunas situaciones y tendría que haber pedido ayuda, o decir las cosas claras, no ya cuando no se puede hacer nada para solucionar las cosas. En vez de decir las cosas cara a cara, se quita la vida y las manda en unas cintas... ¿De verdad merecía la pena dejar de vivir por culpa de esas personas? Yo creo que no. Hannah se guardaba todo para sí misma, hasta que explota, y no de la mejor manera.
Hay una vez que un chico le toca el culo y ella no quiere, y en vez de decirle algo, empujarle o algo así, no hace nada y se queda quieta. Otra vez, parece que va detrás de una que la ha dejado tirada otras veces, arrastrándose. Otra, hay un chico que la acosa y ella es tan tonta de hacerle un favor... Me desesperaba muchas veces, porque era demasiado pava. Parecía que le faltaban 20 hervores, y su actitud muchas veces era de una niña pequeña. ¿Quería atormentar a los demás como un fantasma que habla a través de unas cintas? No sabía lidiar con las situaciones complicadas, pero no pedía ayuda tampoco. Reacciona demasiado tarde. Además, alguna vez tendría que haber llamado a la policía, o como mínimo pedir ayuda a sus padres, porque algunas cosas eran delitos, y no hace nada.

Hannah es un personaje sin sentido común. El suicidio es una cosa muy seria y me parece que el autor no llegaba a entender sobre lo que estaba escribiendo. La mayoría de las razones de Hannah para suicidarse son verdaderas niñerías, y me desesperaba.

SPOILERS
Clay ni siquiera tenía la culpa, es de las cosas buenas de la vida de Hannah y aún así le hace llegar las cintas cuando le podía haber escrito una carta explicándole todo, en vez de hacerle pasar por todo el mal trago de escuchar las cintas.
Tony también se ve envuelto y carga con tener que vigilar si las cintas se pasan. A la gente que la trata bien es a la que más daño hace.
Y Mr. Porter... Simplemente por un consejo ella ya decide que no tiene más opciones, venga ya.
FIN SPOILERS

Si queréis saber más sobre las razones de Hannah y por qué me parecen estúpidas la mayoría de ellas, aquí hay un comentario de Goodreads que explica una por una (en inglés).

No me ha gustado, es el primer libro que suspendo en el blog pero es que me parece que este autor no sabe escribir sobre el suicidio, es algo serio y lo de Hannah son tonterías. No manda un buen mensaje y la mayoría de personajes son estúpidos. Me parece que hay gente que lo pasa bastante peor que ella y sigue adelante, tal vez cada persona sea un mundo pero es que este personaje no tiene ni pies ni cabeza. Sí, es una bola de nieve que crece y crece, pero ella no intenta pararlo en ningún momento y al pedir ayuda son intentos pobres, ni siquiera habla con sus padres, ni dice las cosas claras.

Sinceramente, para lo único que me ha servido el libro es para leer en inglés, completar retos para este año y estrenar la puntuación de una estrellita... ¡Hasta nunca, Hannah!

También puede interesarte:

0 comentarios

¡Hola! ¿Me vas a dejar un comentario? ¡Muchísimas gracias! Los leo todos e intento contestar cuando tengo tiempo, aunque no siempre me es posible.
Te agradecería que lo que comentases fuese desde el respeto a los demás, lo que se escribe aquí son opiniones y ya se sabe, cada uno tiene una :).

Entradas más vistas

Subscribe

Suscribirse

Blogs que leo