Cal, de Bernard MacLaverty

marzo 27, 2014

DATOS:

Número de páginas: 160.
Año de publicación: 1998 (1983).
Editorial: Vintage.

SINOPSIS:

For Cal, some of the choices are devastatingly simple... He can work in an abattoir that nauseates him or join the dole queue; he can brood on his past or plan a future with Marcella. Springing out of the fear and violence of Ulster, Cal is a haunting love stroy in a land were tenderness and innocence can only flicker briefly in the dark.

MI OPINIÓN:

Vengo con una reseña de un libro muy cortito, pero intenso y que me ha gustado mucho. Me llama la atención todo lo relacionado con el conflicto de Irlanda del Norte, y cuando me recomendaron este libro no tardé en pedirlo en la biblioteca. He tardado un poco más de lo normal en leerlo por algunos exámenes, pero aquí está (por fin) la reseña.

El protagonista del libro se llama Cahal, Cal. Es un chico cristiano que vive en Irlanda del Norte cuando los ánimos estaban muy encendidos, y los enfrentamientos violentos entre la comunidad católica y la protestante estaban al orden del día. Vive con su padre, con el que tiene sus rifirrafes de vez en cuando.

Al principio del libro podemos ver cómo Cal vive con miedo a los ataques. No lo exterioriza, pero al tener un narrador que se mete en su mente y que hace que veamos todo desde su punto de vista, sabemos lo que de verdad siente. Muchas veces piensa en lo que haría si algún día asaltasen su casa y cómo podría protegerse. De una forma o de otra, él también se ve implicado en la lucha entre ambos bandos, aunque continuamente dice que quiere dejarlo, pero siempre hay algo que se lo impide. La presión de grupo es algo que influye sobre él, al igual que el tener a su padre con él, aunque parezca que no están muy unidos desde que murió su madre.

Un punto de inflexión en la vida de Cal es Marcella Morton. La conoce un día en la biblioteca y desde ese momento se "obsesiona" con ella. Al principio no es amor, es simplemente atracción hacia ella, y poco a poco va sabiendo más cosas de su vida. Marcella tiene una hija pequeña y se casó con un protestante, aunque ella es católica, pues la ve un domingo en misa. Página a página Cal se va acercando más a ella.

El libro te hace pensar, no solo en la situación en la que están los protagonistas, con dos bandos enfrentados y luchando cada uno por sus ideales, sino también en las víctimas y en sus familiares, que son los que sufren. Las víctimas muchas veces son grandes olvidadas y se las deja de lado, cuando no debería ser así. Aquí nadie tiene una vida perfecta, todos están tocados por el radicalismo de unos o de otros. Hay muchos que no ven más allá de sus narices y de lo que les han enseñado, y no se plantean que pueda haber otras realidades. Al tener más contacto con los Morton, Cal ve el lado de los protestantes y sale de su burbuja.

En general el libro tiene un tono triste, aunque haya algunos momentos de felicidad, muchos son de sufrimiento e impotencia por la situación en la que viven los personajes. Si pudiesen volver al pasado, harían las cosas de un modo muy diferente. Es un buen libro, y el estilo del autor me ha gustado bastante, así que lo recomiendo para todos aquellos que quieran informarse más sobre el conflicto de Irlanda del Norte desde la literatura (leyendo en inglés, claro).

También puede interesarte:

0 comentarios

¡Hola! ¿Me vas a dejar un comentario? ¡Muchísimas gracias! Los leo todos e intento contestar cuando tengo tiempo, aunque no siempre me es posible.
Te agradecería que lo que comentases fuese desde el respeto a los demás, lo que se escribe aquí son opiniones y ya se sabe, cada uno tiene una :).

Entradas más vistas

Subscribe

Suscribirse

Blogs que leo