La restauradora, de Amanda Stevens

marzo 21, 2014

DATOS:

Título original: The Restorer.
Número de páginas: 368.
Saga: La reina del cementerio I.
Año de publicación: 2014.
Traductora: María Angulo Fernández.
Editorial: Roca Editorial.

SINOPSIS:

Amelia Gray tiene veintisiete años y desde los nueve puede ver fantasmas. Heredó el don (o maldición) de su padre, y también a través de él supo las reglas que todo médium debe respetar para poder serlo y llevar una vida tranquila: no alejarse de los campos santos; ignorar la presencia de fantasmas a su alrededor, aunque quieran hacerse presentes y no relacionarse con personas cuyos espíritus les acechan. Amelia se dedica a restaurar cementerios de valor histórico artístico y con ello cumple con las reglas que su padre le impuso en su momento. Hasta que todo cambia. Un asesinato en uno de los cementerios en los que está trabajando la pone en contacto con un detective acechado. Y hay algo que la empuja a estar cerca de él, a pesar del peligro al que casi de inmediato se ve sometida. Los fantasmas del detective empezarán a amenazarla, pero ella no puede evitar sentirse muy atraída por él, lo que la pone en una disyuntiva extrema: elegir entre sus sentimientos y su seguridad.

MI OPINIÓN:

De las pocas lecturas parabatai que llevamos, solía leerlas a principios de mes, pero en marzo he tenido exámenes y no he podido ponerme con este libro tan pronto como con los otros. Tenía muchas ganas de leerlo, eso sí, porque había leído muchas reseñas buenas y muy, muy pocas malas (gracias a las cuales no iba con las expectativas tan altas).

La restauradora es un libro sobre fantasmas diferente a lo que he leído antes. No he llegado a pasar miedo de no poder dormir, pero sí que algunas escenas me daban un mal rollo... Leía algunas cosas con los ojos como platos y pensando "Por favor, que no pase X". Las cosas que imaginaba podían llegar a ser muy vívidas, y en algunos momentos he llegado a sentir ese frío que a veces sentía la protagonista ante la presencia de un fantasma. No son fantasmas agradables, están ahí para nutrirse de los vivos y quieren seguir en nuestro mundo al precio que sea. Nunca había leído fantasmas así, sí que los había visto en series o películas pero no había leído a ninguna autora que lograse transmitirme esas sensaciones que se tienen cuando lo ves en la pantalla. La buena noticia (o mala, según se mire, para mí es buena xD) es que van a hacer una adaptación televisiva, y ya tengo ganas de verla.

Conocemos la historia gracias a Amelia, una chica que, como se puede leer en la sinopsis, puede ver fantasmas y es restauradora de cementerios. En la sinopsis vienen las reglas que debe seguir, de acuerdo con su padre: no alejarse de los campos santos; ignorar la presencia de fantasmas a su alrededor, aunque quieran hacerse presentes y no relacionarse con personas cuyos espíritus les acechan. Hay una más que no viene: no tientes al destino. Y como si no lo hiciese, no tendríamos libro, Amelia se ve ligada a un caso de asesinato en el cementerio de Oak Grove (Charleston, Carolina del Sur) y, por tanto, a un policía, John Devlin, acechado por dos fantasmas: una mujer y una niña. Devlin es un personaje que me ha gustado más que Amelia, porque es mucho más misterioso. Durante todo el libro quería saber qué había pasado en su vida para que ahora fuese así, cuáles eran los secretos de sus fantasmas y cómo estaban ligados a él.

Eso sí, en general me ha gustado más el mundo que rodea a los protagonistas y sus circunstancias. Si sacásemos a la pareja del libro y les quitásemos el tema de los fantasmas, no me llamarían tanto la atención, y su relación no me ha terminado de convencer. Si quiero saber más de Devlin es porque sus fantasmas están ahí con él. Los secundarios daban más juego a la trama, el querer saber quién es el asesino que está matando gente en el cementerio donde Amelia pasa horas sola es lo que me mantenía en vilo. Muchas veces se hacen descubrimientos espeluznantes, y muchos me han dejado con la boca abierta.

Al final, me ha sorprendido más un secreto de cierto detective que descubrir quién era finalmente el asesino. Cuando sale a la luz fue «Aham, la quiere matar, ¡anda!». Pero con este detective ha sido en plan... «WHAAAT?!» Jajaja.

Seguiré con la saga porque me ha dejado muchas preguntas. La historia del asesinato se cierra aquí, pero aún hay cosas que están en el aire. El primer fantasma que vio Amelia es una señal de algo, y hay una presencia oscura que está detrás de ella... A ver con qué nos sorprende la autora en los siguientes libros.

Trilogía La reina del cementerio:
  1. La restauradora.
  2. El reino.
  3. El profeta.

También puede interesarte:

0 comentarios

¡Hola! ¿Me vas a dejar un comentario? ¡Muchísimas gracias! Los leo todos e intento contestar cuando tengo tiempo, aunque no siempre me es posible.
Te agradecería que lo que comentases fuese desde el respeto a los demás, lo que se escribe aquí son opiniones y ya se sabe, cada uno tiene una :).

Entradas más vistas

Subscribe

Suscribirse

Blogs que leo