The Iron Knight, de Julie Kagawa

junio 11, 2014

DATOS:

Título original: The Iron Knight.
Número de páginas: 456.
Saga: The Iron Fey IV.
Año de publicación: 2013 (2011).
Traductora: Victoria Horrillo Ledesma.
Editorial: Darkiss.

SINOPSIS:

Con spoilers.

Mi nombre, mi Verdadero Nombre, es Ashallayn’darkmyr Tallyn, y soy el último hijo vivo de la reina Mab, soberana de la Corte Tenebrosa. Para ella, sin embargo, estoy muerto. Mi caída comenzó, como tantas historias, con una chica....

Para Ash, el gélido príncipe de Invierno, el amor era una flaqueza propia de humanos y de necios. O eso pensaba hasta que Meghan Chase echó abajo todas sus barreras y Ash juró ser su caballero, ligándose así a ella de manera irrevocable.

Cuando el País de las Hadas estuvo a punto de caer bajo el dominio de los duendes de Hierro, Meghan segó limpiamente ese lazo para salvar la vida del príncipe. Se había convertido en la Reina de Hierro, en la gobernante de un país en el que ningún duende de Verano o de Invierno podía sobrevivir. Ash se embarcó entonces en un viaje en busca de la única forma de cumplir su juramento y regresar junto a Meghan.

Para sobrevivir en el Reino de Hierro, debía poseer un alma y un cuerpo mortales. Pero para conseguirlos tuvo que afrontar pruebas insalvables y descubrió, de paso, algo que lo cambiaba todo, una verdad que puso a prueba sus creencias más íntimas y le demostró que, a veces, es preciso algo más que valor para hacer el último y definitivo sacrificio.

MI OPINIÓN:

Dos reseñas seguidas, ¡fiesta! Aquí se termina mi periplo por el País de las Hadas de Julie Kagawa. Como sabréis si habéis leído las otras reseñas, me encanta esta saga. Me encanta el Nuncajamás, me enamoró la ambientación y los personajes, las hadas y los duendes de verdad: los que te timan, te embaucan y te llevan por caminos peligrosos.

El increíble, admirable, estupendo y maravilloso Príncipe de Invierno es el que nos cuenta esta historia. Al principio tenemos un relato, la Travesía de Verano, desde el punto de vista de ¡Puck! Me ha gustado leerle, e incluso en pocos capítulos hay espacio para la emoción. Pero cuando empieza el verdadero libro es cuando las integrantes del Team Ash empezamos a disfrutar. La dedicatoria está dedicada a este team, y ahí ya estaba yo fangirleando. Se notan los cambios de personajes: desde la inocencia de Meghan al principio de la saga, la mente bromista de Puck en su relato, y lo frío pero comprometido que es Ash. Su historia está llena de obstáculos hasta llegar a su meta y, aunque en todos los capítulos pasa algo, hay algunos mejores que otros. Hay sorpresas y personajes que creía que no iban a aparecer, pero que tienen su función.

De los compañeros de Ash, Puck es único, como siempre. Te ríes, te preocupas por él... Yo no quería que le pasase nada, y eso que a veces en los otros libros me ha sacado de mis casillas. Es un personaje que siempre te saca una sonrisa. Ninguno de los personajes es perfecto (bueno, tal vez Grimalkin), y eso los hace encantadores. Grimalkin, por cierto, está que se sale, como de costumbre. Es tan... gato xD. Superior a los demás siempre, y actuando como si los otros siempre estuviesen en deuda con él y tuviesen que agradecer a su excelencia que les acompañe xD. Es uno de los mejores personajes y creo que si algún día tengo mascota, le pondré su nombre jaja. Hay otros dos personajes con apariciones sorprendentes, uno alimentado por los pensamientos y las leyendas de los humanos, el otro vivo gracias al Nuncajamás. No voy a decir nada porque estropearía la sorpresa de sus capítulos y son un buen punto en la historia. Uno más que otro spoiler *Ariella me ponía de los nervios a veces, aunque al final he hecho las paces con ella. El Lobo Feroz me ha encantado, me recordaba a Mork de La historia interminable*, y los dos con su papel determinante.

Este libro me ha gustado mucho, pero le falta algo: ¡Meghan! Nunca pensé que diría esto, pero la he echado de menos. Es verdad que me ha encantado leer desde el punto de vista de Ash, pero a veces me ha dado la sensación de que no avanzaba o que lo hacía muy lento. Meghan le daba un punto a la historia diferente, más alegre e inconsciente a veces. Ash es distinto, más frío que ella, y se nota. La verdad es que creo que sobran cosas; aunque los últimos capítulos me han gustado mucho, al principio se me hizo un poco lento.

El final me ha encantado, me ha parecido muy cuco. Entre los acontecimientos, que era el final y que me despedía de ellos... Ha sido muy bonito. Aunque no se han resuelto todas las dudas que tenía sobre personajes secundarios que aparecían en las entregas anteriores, en general he quedado bastante satisfecha, y recordaré esta saga con cariño.

En mi opinión, es una tetralogía que gustará a los amantes de la fantasía juvenil, que creo que ha estado infravalorada. La ambientación es de las mejores cosas que tienen estos libros, y los personajes enganchan. Aunque no me gustan los triángulos amorosos y creo que este libro baja un poco el nivel respecto a los demás, he disfrutado de esta tretralogía y de su viaje como con pocas. Espero que os animéis si no lo habéis leído.

También puede interesarte:

0 comentarios

¡Hola! ¿Me vas a dejar un comentario? ¡Muchísimas gracias! Los leo todos e intento contestar cuando tengo tiempo, aunque no siempre me es posible.
Te agradecería que lo que comentases fuese desde el respeto a los demás, lo que se escribe aquí son opiniones y ya se sabe, cada uno tiene una :).

Entradas más vistas

Subscribe

Suscribirse

Blogs que leo