El nombre del viento, de Patrick Rothfuss

agosto 06, 2014

DATOS:

Título original: The Name of the Wind.
Número de páginas: 872.
Saga: Crónica del asesino de reyes, día 1.
Año de publicación: 2009 (2007).
Traducción: Gemma Rovira.
Editorial: Plaza & Janés.

SINOPSIS:

«He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y he escrito canciones que hacen llorar a los bardos.

»Me llamo Kvothe. Quizá hayas oído hablar de mí.»

MI OPINIÓN:

Tengo serias dudas sobre cómo hacer esta reseña, ya que empezé este libro cuando todavía no se había publicado El temor de un hombre sabio y lo dejé un tiempo abandonado... Había partes que se me hacían un poco cuesta arriba (este hombre se enrolla más que mi querido George R.R. Martin), y cuando vi en el reto del Summerthon la categoría del tocho y el que lleva un tiempo en la estantería, fue el primero en el que pensé. Todo el mundo lo ponía por las nubes y yo quería darle otra oportunidad y acabarlo.

Hablaré en general del libro, que es un señor tocho. Empieza en una posada, donde el dueño cuenta su verdadera historia: se convirtió en una leyenda y la gente sigue contando historias sobre él, pero ahora no es el mismo. Mientras Kvothe narra, Cronista escribe y su pupilo Bast escucha.

Hay partes que me han gustado más que otras: el misterio de los Chandrian, la vida de Kvothe (y doy gracias al autor por explicar que se pronuncia cuouz) como nómada con los Ruh cuando era un niño, cómo desarrollaba su habilidad con la simpatía (todo lo relacionado con la Universidad me ha gustado bastante); pero hay partes que no me enganchaban tanto. Un personaje que no me ha caído muy bien es Denna: qué petarda. No me fío de ella ni un pelo porque no sabes de qué palo va, y parece que juega con nuestro pobre protagonista.

Fuente.
Hay que tener en cuenta en este libro que Kvothe no es un adulto, es un niño-adolescente (pasan años según avanza la trama), y hay veces que peca de orgulloso y poco más tarde se da de bruces con la realidad. Es un personaje que a veces se me hacía un poco cargante, pero que según iba leyendo me caía mejor y ha acabado siendo de mis preferidos, y no solo del libro, en general. Según avanza el libro es más consciente de sus propias habilidades (aunque a veces quiera impresionar a Denna... Y le salga el tiro por la culata) y de lo que necesita mejorar. Tiene amigos que me han caído muy bien: Wil, Sim, Fela... Pero si hay un personaje que me ha encantado, ha sido el maestro Elodin. Madre mía, cómo están las cabezas. Había conversaciones con este hombre que perdían el norte, pero otras que eran de lo más esclarecedoras, y no solo para Kvothe, también para el lector.

El ritmo me parecía a veces lento, a veces perfecto. Hay partes que las leía más rápido que otras porque me llamaban más la atención, aunque en general creo que se enrollaba bastante con cosas que a mí personalmente me daban un poco igual: esa costumbre que tienen estos escritores de contarnos hasta el tipo de pan con queso que comen sus personajes, hacia dónde sopla el viento, el pedrusco en el camino que es un poco más gris... Me quejo, pero creo que echaría de menos esos detallitos que tienen los libros de fantasía y que no tienen los demás. Nos cuenta la historia de Kvothe y nos la cuenta entera, los días buenos y los días malos, los aburridos y los más interesantes en los que su vida pega un giro de 180 grados.

El libro es largo, y más lo es su continuación, pero si hay algún amante de la fantasía que todavía no ha leído este libro, creo que debería hacerlo. Además, hace poco leí por Twitter (creo que fue por alguna noticia del Festival Celsius de Avilés) que van a hacer una serie, con lo cual lo conocerá mucha más gente. Espero que no desvaríen demasiado, porque libros como este con una legión de fans es para tratarlos con cuidado. Los libros de Canción de hielo y fuego hay veces que se los pasan por el arco del triunfo, a saber qué harán con estos.

Todavía no se sabe fecha de publicación para el último libro de la trilogía, ni portada, ni nada. No las tenía todas conmigo cuando empecé a leer este libro, pero ahora puedo decir que leeré la continuación porque me ha encantado Kvothe y su historia, personajes así de desarrollados no suelen abundar en la literatura. Amantes de la fantasía, ¡conoced a Kvothe!

Trilogía Crónica del asesino de reyes:
  1. El nombre del viento.
  2. El temor de un hombre sabio.
  3. Las puertas de piedra (no publicado).

También puede interesarte:

0 comentarios

¡Hola! ¿Me vas a dejar un comentario? ¡Muchísimas gracias! Los leo todos e intento contestar cuando tengo tiempo, aunque no siempre me es posible.
Te agradecería que lo que comentases fuese desde el respeto a los demás, lo que se escribe aquí son opiniones y ya se sabe, cada uno tiene una :).

Entradas más vistas

Subscribe

Suscribirse

Blogs que leo