La boca pobre, de Flann O'Brien

diciembre 07, 2014

DATOS:

Título original: An Béal Bocht.
Número de páginas: 105.
Año de publicación: 1989 (1941).
Traducción: Antonio Rivero Taravillo.
Editorial: Ediciones del Serbal.

SINOPSIS:

«Poner la boca pobre» es una expresión irlandesa que alude a las continuas quejas sobre la miseria, real o fingida, que uno padece. Así, con ironía, debe entenderse esta novela que exagera cómicamente el estado lamentable de un pueblo y su cultura.

Como todas las obras maestras, La boca pobre acepta múltiples lecturas: en ella se puede ver desde una hilarante farsa a un profundo estudio del alma irlandesa pasando por una cáustica parodia de otras narraciones gaélicas.

Como dijo Sergio Pitol, La boca pobre es «una especie de Réquiem en sordina por un idioma en vías de desaparecer y por los últimos pobladores que aún no lo hablaban, descendientes de reyes guerreros y poetas prodigiosos, degradados a una condición donde la diferencia entre su vida y la de los cerdos cuya crianza los mantenía era apenas perceptible». Se puede decir que con las penalidades del protagonista y los suyos, O'Brien nos hace reír por no llorar.

La boca pobre se traduce por primera vez al español, directamente del original irlandés.

MI OPINIÓN:

Este es un préstamo de la biblioteca del que casi no encuentro la portada por Internet, ¡deben de quedar pocas ediciones! Por suerte, lo encontré entre las estanterías, porque me había llamado la atención y quería leerlo. Irlanda es un país que me parece muy interesante y de él han salido escritores muy buenos, y no todos son conocidos. Eso sí, en la mayoría de textos que leo del país, la temática suele ser la misma: penurias. Parece que los busco, pero es que los irlandeses lo han pasado muy mal a lo largo de su historia.

No hay nada en el mundo tan hermoso y tan gaélico como los verdaderos gaélicos verdaderamente gaélicos que hablan en verdadero gaélico gaélico sobre la gaélica lengua gaélica. ¡Por tanto proclamo gaélicamente inaugurada esta fiesta! ¡Arriba los gáelicos! ¡Larga vida a nuestra lengua gaélica!

Este libro, como se dice en la sinopsis, tiene otro tipo de lectura. Hay penurias, sí, pero el tono es sarcástico y hace reír. Satiriza los tópicos irlandeses: los personajes del libro son gente pobre, que bebe, que solo come patatas y que se regodea en lo mal que lo pasan. Aunque hay situaciones que sí me han dado más penilla, en general el tono del libro es para hacer reír. Los tópicos abundan y se repiten, siendo parte del humor del libro.

Nos parecía que las lluvias que caían sobre Corca Dorcha eran más insultantes cada año, y algún que otro pobre se ahogaba incluso en tierra firme debido al gran volumen de agua y vómito del cielo que se vertía sobre nosotros; en ese tiempo no era muy seguro estar en la cama si no se sabía nadar.

Actualmente hay gente en Irlanda que piensa que estudiar gaélico no les servirá de mucho en su futuro, pero yo creo que es bueno conservar las raíces. Un idioma aporta riqueza a la cultura, y más uno tan antiguo como este. Mucha historia de Irlanda no se entendería sin el gaélico, les ayudó a luchar contra los ingleses. Estos y su idioma también aparecen en el libro, y también irlandeses hablando inglés con un acento muy fuerte. Se refleja en muchas notas a pie de página que me han encantado, detalles que el traductor va explicando para que los que no podemos leer el original entendamos lo que el autor quería transmitir. Y es que está traducido directamente del gaélico, cosa que a mí me parece que tiene un mérito enorme. Creo que es un idioma complicadísimo y así se aprecian más los detalles que si fuese una traducción gaélico-inglés-español, en la que probablemente se hubiese perdido algo.

La verdad es que te ríes con el libro, en mi caso no han sido carcajadas pero sí que saca sonrisas más de una vez. El sarcasmo del autor es algo continuo y hace muy ameno el libro. La edición que he leído yo apenas supera las 100 páginas, así que si os gusta Irlanda os animo a leer el libro. Una visión más de parte de su cultura.

También puede interesarte:

0 comentarios

¡Hola! ¿Me vas a dejar un comentario? ¡Muchísimas gracias! Los leo todos e intento contestar cuando tengo tiempo, aunque no siempre me es posible.
Te agradecería que lo que comentases fuese desde el respeto a los demás, lo que se escribe aquí son opiniones y ya se sabe, cada uno tiene una :).

Entradas más vistas

Subscribe

Suscribirse

Blogs que leo