El libro de los bardos, de Lena Valenti

enero 18, 2015

DATOS:

Autora: Lena Valenti.
Número de páginas: 520.
Saga: Saga Vanir IX.
Año de publicación: 2014.
Editorial: Vanir.

SINOPSIS:

Con spoilers.

Desde que su hermano Carrick desapareció por una grieta de Edimburgo en llamas, siguiendo los pasos de la japonesa Aiko, Daimhin no quiere pensar en que lo ha perdido para siempre, y decide ir a por él. Steven, el berserker de Edimburgo, muy a su pesar, no es capaz de dejarla sola y la acompaña en su búsqueda. Pero ni uno ni otro saben que su aventura pueda ser tan determinante para los dioses, ni para el futuro de la humanidad. Por el camino hacia las entrañas del Midgard descubrirán quiénes son y qué les depara el destino; y tendrán que tomar decisiones que marcarán el futuro de los Reinos. Lo último que quiere Daimhin es emparejarse con nadie, pues no se siente merecedora de tamaño don. Pero, se verá obligada a acatar las órdenes de Freyja y Odín. Aunque le pese. 

Steven no puede evadir sus responsabilidades como líder del clan berserker de Edimburgo, pero lo deja todo de lado con tal de proteger a la vaniria esquiva y fría que su instinto reconoce como su kone. Steven sabe que Daimhin daría su vida por su hermano Carrick, pero lo que quiere es convencer a la barda de que él daría la vida por ella, a pesar de tener poco tiempo para conquistarla y de que la Tierra sucumba a los poderes de Loki. Lamentablemente, la decisión de Daimhin es mucho más importante de lo que parece, y el berserker sabe que en el amor y en la guerra, como buen guerrero, todo vale. Steven está dispuesto a todo con tal de conseguir el corazón helado de la guerrera samurái. 

Un barco liderado por el Dios dorado espera al otro lado de la puerta de otra dimensión. Freyja y Odín se impacientan por recibir un llamado que no llega. Un líder vanirio que creyeron muerto regresa trastornado a su tierra para recuperar a lo que más quiere. El Midgard sucumbe al mal, Loki arrasa con toda su superficie, y los guerreros de los dioses no tienen más apoyo que el que puedan recibir de sí mismos. Daimhin, Steven, Aiko y Carrick tienen la última palabra. Ellos decidirán si hay o no posibilidades de sobrevivir, aunque afirmen que, mientras exista el amor, nadie tendrá la última palabra.

MI OPINIÓN:

Tenía un poco de miedo a empezar este libro, porque aunque El libro de Noah, volumen 8 de esta saga, me gustó mucho, lo último que había leído de Lena Valenti no me entusiasmó precisamente y no sabía qué me podía esperar de este libro. Por suerte, ha sido como el resto de la saga Vanir: he disfrutado mucho leyéndolo y con toda la mitología nórdica que rodea a los personajes, el fin del mundo y los héroes que protagonizan esta historia. He vuelto a esos personajes de Lena que se quieren, que ven a la pareja como un igual y que, aunque tienen que superar muchas cosas, luchan con todas sus fuerzas por lo que quieren.

La trama en este libro se divide en dos parejas, las de ambos hermanos bardos: Daimhin con Steven y Carrick con Aiko. Aunque en una entrevista Lena dijo que no escribiría las historias de estos hermanos debido a su edad, ya que no son tan mayores como los demás personajes que protagonizan los otros libros, hace poco dijo que tanto Daimhin como Aiko tienen 18 años, así que aquí tenemos sus historias. La verdad es que sobresale uno de los dos hermanos: Daimhin resulta elegida por un hada especial y su relación con Steven también es algo más lenta que la de su hermano con la japonesa. Aunque ambos hermanos tienen reparos a estar con alguien porque no se creen dignos de que alguien los quiera, poco a poco se irán abriendo a sus parejas. Daimhin lo hace más lentamente, y tenemos más trama desde el punto de vista de la pareja vaniria y berseker (por mí, sin problema, porque me gustan más los bersekers que los vanirios).

Prefiero vivir lo que me queda de vida contigo, a sufrir una eternidad sin mirarte a los ojos.

La trama de estos libros siempre trae algo nuevo, aunque hay cosas que se repiten. El tema de los bardos, los elfos, los dones que tienen que salir a la luz... Todo eso me ha gustado, pero hay cosas que se repiten, como el por quién luchan los personajes, y todo el discurso que hay sobre el planeta. Es algo que se dice siempre en los demás libros pero con otras palabras, y al final es leer lo mismo. Las cosas relacionadas con la mitología son las que más me gustan, pero hay otras que están más trilladas. Eso no quita que no haya escenas bonitas, como ya Lena nos ha enseñado en los otros libros. En el caso de estos dos hermanos, tienen que aprender a confiar y abrir su corazón, que no será nada fácil por lo que han tenido que vivir. La superación, el apoyo en los demás y esa confianza son las bases de estas dos relaciones.

A decir verdad, de las cosas que más me han gustado de este libro, ademas de los toques de mitología, ha sido volver a encontrarme con unos personajes que me encantan de la saga: Ruth y Adam, y la familia que forman con sus sobrinos. Tienen un par de escenas muy emotivas con otras personas, y es que reencontrarse con personajes que ya conoces en este tipo de sagas siempre gusta. Otra pareja que me parece genial es la que forman Daanna y Menw, aunque spoiler *ese bebé que habla como si fuese un adulto es un poco raro*. Eso sí, la aparición estelar de cierto personaje que nos dejó con la boca abierta al final del libro anterior es de las cosas que más ganas tenía de leer. Está para el arrastre el pobre, pero sigue adelante y quiero saber qué pasa con él en el último libro.

Le doy cuatro estrellas al libro porque, aunque no me parece el mejor de la saga, en general he disfrutado con él y me he vuelto a encontrar el tipo de escritura de Lena que eché de menos en Panteras. Hay cosas que las acepto porque los personajes no son humanos, son seres sobrenaturales y se rigen por otras normas, pero no sería así en otro caso. La verdad, el último libro no me llama la atención por la pareja que lo va a protagonizar, sino por ver cómo se resuelve el tema del Ragnarök y saber qué pasa con mis personajes favoritos (OMG ese final T_T). Si seguís con la saga Vanir después de tantos libros, leed este, porque tiene partes muy bonitas además de acción y el reencuentro con los demás personajes, y en general deja buen sabor de boca.
Cuando la noche más oscura llegó al Midgard, cuando Loki y sus hijos extendieron sus tentáculos, cuando solo le quedaba un suspiro de vida al Mundo medio, el puente arcoíris Bifröst ardió de rabia y se reflejó en el cielo. Y allí, todos, vivos y muertos, vieron cómo se abría una puerta estelar. La puerta por la que los dioses viajan para regresar a casa... La puerta que cruzarán para proteger a todos sus hijos.

Libros de la Saga Vanir:
  1. El libro de Jade.
  2. El libro de la sacerdotisa.
  3. El libro de la Elegida.
  4. El libro de Gabriel.
  5. El libro de Miya.
  6. El libro de la alquimista.
  7. El libro de Ardan.
  8. El libro de Noah.
  9. El libro de los bardos.

También puede interesarte:

4 comentarios

  1. ¡Hola!

    Gracias por la reseña ^^ Esta serie de Lena Valenti me encanta, aunque prefería los primeros me quedé en el del alquimista, que ya me resultó muy repetitivo, así que este los tengo pendientes en el ebook, porque sus libros me los compro cuando salen en bolsillo, que las ediciones son demasiado grandes.

    Besicos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo los tengo todos para el ebook menos el de Ardan (justo te quedaste uno antes xD), porque las ediciones en papel me parecen un poco carillas.

      Eliminar
  2. Lo que está entre asteriscos me ha hecho soltar una carcajada jajaja. Pues lo tengo en la estantería "tal vez" de GR, pero seguramente lo lea, por tu reseña y por Carrick, para qué voy a mentir xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja ¡es que es raro!
      Tía, ya sigue con Vanir, que nos ha dado el llamarnos nonnes =P

      Eliminar

¡Hola! ¿Me vas a dejar un comentario? ¡Muchísimas gracias! Los leo todos e intento contestar cuando tengo tiempo, aunque no siempre me es posible.
Te agradecería que lo que comentases fuese desde el respeto a los demás, lo que se escribe aquí son opiniones y ya se sabe, cada uno tiene una :).

Entradas más vistas

Subscribe

Suscribirse

Blogs que leo