La prima Phillis, de Elisabeth Gaskell

febrero 08, 2016

DATOS:

Título original: Cousin Phillis.
Número de páginas: 176.
Año de publicación: 2009 (1863-1864).
Traducción: Marta Salís.
Editorial: Alba clásica.

SINOPSIS:

A los diecisiete años, Paul Manning, de Birmingham, llega a la pequeña población de Eltham como ayudante del ingeniero del ferrocarril. No muy lejos, en una granja, viven unos parientes de su madre: el pastor de la Iglesia Independiente Holman, su mujer y su hija, a los que a regañadientes se ve obligado a visitar. Sin embargo, la vida pausada que allí descubre, regida -como en las Geórgicas de Virgilio- por el calendario de las labores del campo, y el conocimiento de su prima Phillis, una muchacha que le aventaja en altura, cultura y sensibilidad, le iniciarán en un nuevo mundo en el que se adentra con respeto y fascinación. La prima Phillis (1863-1864) es una de las últimas obras de Elisabeth Gaskell y un ejemplo maestro de su estilo de madurez. En ella describe con lirismo una forma de vida en la que la espiritualidad se haya en profunda comunión con la naturaleza, pero donde la esencial fragilidad del corazón humano quizá no esté protegida contra las buenas intenciones y la inexperiencia de un joven. «Un hombre ha de tener cuidado con las artes de seducción que despliega. Algunos lo hacen con la naturalidad e inocencia con que se arrullan las palomas»: no seguir este consejo puede traer dolorosos equívocos, que en esta novela, moderna en su punto de vista y en su final abierto, dan pie a un magnífico tratamiento de la intimidad.

MI OPINIÓN:

Este es el tercer libro de Gaskell que leo, y sin duda el más corto. Me pasé por la biblioteca buscando otro libro y no pude evitar ver qué libros tenían de esta autora, porque me encanta, y como este es finito se vino conmigo a casa. También he visto que tienen Esposas e hijas, libro que llevo queriendo leer un tiempo, con lo cual en cuanto pueda (a.k.a. verano, por tocho) iré a ver si lo puedo sacar.

En La prima Phillis conocemos a Paul, un chico que trabaja construyendo líneas de ferrocarril a lo largo de Inglaterra, y su trabajo le ha llevado al norte, cerca de donde viven unos primos de su madre. En la granja Esperanza conoce a estos primos, un pastor, su mujer y su hija. Es gente sencilla que se dedica al campo, pero además el pastor estudia y tiene ganas de aprender y conocer todo lo que sea posible. A pesar de que Paul no vive siempre con ellos, a veces pasa temporadas en su casa o les hace visitas, y durante un año vamos viendo su evolución con esta familia.

Al estar narrado por un hombre, he notado que el papel de la mujer se minimizaba, porque Paul no las considera iguales. En un momento, al describir a su prima, dice: «Es tan inteligente que parece un hombre... Sabe latín y griego», cuando Phillis es mucho más cultivada que él. Paul no siempre tiene muchas luces y, aunque tiene buen corazón, muchas veces más le valía estar callado. También es cierto que, comparado con su prima, que no ha visto mundo ya que nunca ha salido de la zona, es más avispado, y capta matices en la conversaciones o indirectas que a ella se le escapan.

Mezcla la vida en el campo, las costumbres de siempre, pero con gente cultivada, con personas que traían el cambio con el ferrocarril, menos leídas pero que habían visto mucho mundo. En otras reseñas he leído que hay muchas descripciones, pero a mí no me lo ha parecido. Creo que hay las necesarias para que te imagines la vida de la familia Holman, sin ahondar mucho en cómo eran los cultivos, los animales o los edificios. El ritmo es algo más pausado que en otros libros, pero creo que así se refleja bien lo que era la vida en la granja, sin los avances tecnológicos que había en otros sitios, aunque poco a poco van llegando. Transmite esa tranquilidad con la que vivían, sin lujos.

Es un libro que, aunque me ha gustado, creo que no es el mejor de Gaskell. Norte y Sur me parece espectacular y con Cranford me reí muchísimo, y La prima Phillis, al tener una atmósfera más pausada y más tranquila, no me ha parecido tan entretenido como los otros. Eso sí, la forma de escribir de Elisabeth Gaskell me sigue encantando, y sin duda seguiré leyéndola.

También puede interesarte:

6 comentarios

  1. Hola!
    Le tengo bastantes ganas a esta autora! Pero por lo que dices no es su obra más recomendada, aún así me parece un buen planteamiento!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigue siendo una delicia, pero si quieres empezar con Gaskell yo te recomendaría primero Cranford (aunque mi primero fue Norte y Sur xD).

      Eliminar
  2. Hola :) Nunca he leído nada de Gaskell y creo que es algo imperdonable, voy a ponerle remedio algún día con Cranford, que como dices, he escuchado que es bastante cómico y te lo pasas pipa. Un besin^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cranford es genial, te lo pasas muy bien leyendo a esas señoras, y si eres de pueblo como yo aún más porque te recuerda a gente que ya conoces XD.

      Eliminar
  3. Me pasó algo parecido, si comparas este con Norte y Sur o con otros de la autora...se queda corto :( pero bueno, con lo genial que es la autora en general merece la pena haberlo leído <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente cierto, el próximo será Hijas y esposas ^^.

      Eliminar

¡Hola! ¿Me vas a dejar un comentario? ¡Muchísimas gracias! Los leo todos e intento contestar cuando tengo tiempo, aunque no siempre me es posible.
Te agradecería que lo que comentases fuese desde el respeto a los demás, lo que se escribe aquí son opiniones y ya se sabe, cada uno tiene una :).

Entradas más vistas

Subscribe

Suscribirse

Blogs que leo